Suicidios colectivos

¡Que lindo es el amor!
a veces tan ciego y otras tantas tan ingenuo,
pero a la larga solo es un preservativo:
lo usas y lo botas cuando ya no lo necesitas.

No es que sea un perdedor obstinado
al reconocer mis sentimientos,
ni mucho menos un benevolente ganador
pero suelo recordar como he usado
y como me han usado.

Siempre sin tenerlo planeado
Terminas desechando
Como quien dice “Ya me fui cortado”.

¡Orgasmos de ocho meses!
…quizás pasamos a los diez,
mientras el amor se torna un complot interno
del que ni nosotros mismos estamos exentos de caer
sobre la vorágine infinita del “volveremos a vernos”,
entretanto algunas lagrimas caen,
el olvido se apiada y frescamente cedemos:
esponjosos labios dulces,
carmesí sobre el cuello,
y es que “volveremos a vernos”…

Y por ende confieso,
declarándome totalmente a favor de lo conocido,
siendo cómplice y partidario de suicidio colectivo
que es el amor no correspondido.

Suicidios colectivos

Sentimiento Censurado

¡Maldición! estabas en mis memorias pero no existías ni en fotografías.
¿Es que acaso te invente?
Pues ya te intente dibujar
Y de estas manos batiendo la tinta solo salieron lineas que no trazaban ni tu nombre.

Mi filosofía hace criba y lira con ira e indómito entonar
¿Es que acaso te tengo que volver a soñar?

Lo lamento,
No volveré a hablar de ti,
Aún en silencio intentare no gemir este sentimiento.

Truncare mis cielos y haré de mi edén un yermo,
Germinare mis deseos con sueños moribundos,
Viviré relegado a la infertilidad‎,
Colmado en labios sin rostro,
Y moriré pensando en este discreto secreto,
De que los sueños se van sin libertad.

Aún que debo confesar que no te podre olvidar,
Pero no hablare de ti ni después de morir.

Sentimiento Censurado

Sentencia

El basto yermo evoca lo cerca que estamos y lo lejos que podemos llegar a estar.
Deberé optar si convenir y germinar esta comarca infértil, o bien buscar un confín basto en vides y colmado en sueños relegados.

Y como decadencia, conservar la ternura gestada en tu mejilla, como dulce escarmiento a mi vehemente anhelo.

Mesura es preterir lo experimentado, mas soy un ente que sin tus pupilas sucumbo en silencio.

Y si descifras lo que recito, por conciencia a mi vera espero tu sentencia, pues aquí mora la pena y muere en secreto la certidumbre.

Sentencia

Equivocación

Todo parece ofrecer un veloz viento a favor
Como si se tratase de suerte
Las flores hablan; hablan con susurros a la brisa
Sus versos dulces; caricias de su interior cortan mi pecho
Destrozan mis latidos como si se tratase de un simple objeto más
Ciego; moribunda mirada latente,
Demacrada situación de felicidad,
Ilustre gloria inadecuada al contexto,
Deceso…

Equivocación